Subir

miércoles, 6 de junio de 2012

Kristen Stewart no quiere ser una estrella que se traicione así misma



Kristen Stewart asegura que nunca ha querido ser una mercancía ni formar parte de las estrellas que se traicionan a sí mismas para construir un personaje y pierden cosas personales en el camino que nunca recuperan.

En una entrevista, Stewart demuestra una gran madurez para sus apenas 22 años y califica de "ridiculamente embarazoso" considerarse a sí misma como un objeto a vender.

"Cuando crees realmente que todo el mundo te mira en el bar exclusivamente porque haces películas..., nunca he querido ser una mercancía, nunca he querido eso, empiezas a traicionarte a ti mismo", afirma la actriz.

Cine y realidad

Conocida por la saga "Twilight" y famosa desde que con 17 años se metió en la piel de Bella, el personaje femenino principal de esas películas de vampiros, Stewart se muestra segura de dónde están los límites entre cine y realidad.

"Hay gente que hace eso, que cultivan y fabrican personalidades que presentan y son buenos, son grandes actores, que se inventan personajes en cada entrevista (...), pero después de un cierto tiempo te das cuenta de que no eres nadie al tratar de satisfacer a todo el mundo. Tratando de ser cientos de personas diferentes al final no eres nadie".

Por eso ella trata de preservar su espontaneidad, y esa forma de ser le lleva a no planear su carrera. Asegura que es incapaz de definir lo que quiere hasta que no lo tiene delante. "Sé lo que siento cuando lo veo", afirma rotunda.

Entre sus elecciones, incluso antes del papel de Bella, aceptó participar en "On the road", una película dirigida por el brasileño Walter Salles.

Tenía solo 16 años cuando Salles le propuso participar en esta adaptación de la novela de Jack Kerouac, pero pasaron algunos años hasta que se realizó, lo que le dio tiempo a rodar las cuatro entregas de "Twilight" y "Snow White and the Huntsman".

Y pese a lo que pueda parecer, considera que todos los rodajes han sido igual de serios.

La fama no la condiciona

En el caso de "Twilight", estaba obsesionada con decir las frases perfectas porque había leído los libros y sabía lo que los fans esperaban. Mientras que con "On the road", el objetivo era "descubrir algo a la gente y no ofrecer un producto empaquetado".

Una película que supone alcanzar una meta en su carrera, la de "estar orgullosa de algo con lo que los demás pudieran identificarse".

Y de lo que está muy segura es de que la fama que ahora le rodea no le condiciona en absoluto su vida.
Sufrió bullying
A sus 22 años es una de las actrices más famosas de Hollywood, pero su vida no siempre fue así, y de hecho en la adolescencia fue víctima del bullying.
En entrevista con “Vanity Faire” habló de las situaciones que sufrió hace años.
Stewart era molestada por no vestirse igual que sus compañeras e incluso por no depilarse las piernas. "Ve una fotografía mía antes de los 15, soy un niño. ¡Usaba la ropa de mi hermano! No me importaba mucho, pero recuerdo que se burlaban porque no usaba jeans Juicy, pero no pensaba en eso. Usaba mi ropa de deportes. Pero no estoy diciendo que no me importaba que se burlaran, realmente me molestaba.
Recuerdo a una chica en sexto grado que me vio en el gimnasio y fue como de '¡Oh por Dios, es asqueroso, ¡no te rasuras las piernas!'.
Orgullosa de su topless
A Kristen Stewart no le sorprende el revuelo que ha causado el topless que hizo en “On the road”. Incluso dice que se siente orgullosa de su trabajo. "La gente es totalmente predecible. Lo esperaba totalmente", declaró Kristen sobre la atención que se le ha prestado a la escena. "No puedo decir que no sea un poco impactante, pero en el sentido adecuado. Quería que pasara y estoy muy orgullosa", aseguró.


Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores