Subir

sábado, 9 de junio de 2012

Entrevista de Rob con The guardián UK



"Yo no sé realmente cómo soy aceptado", dice Robert Pattinson mientras toma un sorbo en un vaso de papel enorme de Coca-Cola. "Nada me importa, aparte de las personas con opiniones negativas. Eso es literalmente. Eso siempre me conduce a otra cosa. Es curioso, que sólo se centran en ellos y entonces la próxima película. Eso es lo único que estás pensando acerca de cuándo sale."

 Para alguien con el mundo a sus pies él tiene la franquicia de Twilight detrás de él y Cosmópolis el drama de hielo de David Cronenberg, como su próximo lanzamiento Pattinson da una buena impresión de un hombre plagado de dudas sobre sí mismo. "Realmente nunca me he tomado en serio a mí mismo como actor", dice, recién salido de un avión procedente de Alemania, donde, señala por cierto, todo el mundo parece odiarlo.

"Es sorprendente la cantidad de gente que piensa yo voy a ser realmente tonto", dice. "Creo que piensan que cualquier persona que ha hecho películas de adolescentes es un idiota. No sé, tal vez lo soy. Algunos de los mejores actores, si usted habla con ellos, no son las personas más inteligentes del mundo." 

Eric Packer, el personaje que Pattinson interpreta en Cosmópolis no es estúpido. La película, una adaptación de 2003 de la novela de Don DeLillo ambientada principalmente en la limusina de Packer, se trata de un financiero niño prodigio quien esta o teniendo sexo, o teniendo un dedo insertado en su parte inferior (sobre la escena del examen de próstata), o involucrado en prolongados exagerados monólogos, la pérdida de grandes sumas de dinero, esquivando a un asesino, buscando un corte de pelo, o todo lo anterior. La película se estrenó en el Festival de Cine de Cannes. La mayoría de las críticas han sido positivas, en particular en favor de Pattinson, pero, francamente, podría haber sido para cualquiera. No es lo más fácilmente aceptable de las películas.

"Es graciaso. Esto ha hecho reacciones tan divididas en Cannes", dice Pattinson, confesando que había buscado compulsivamente esas reacciones de sí mismo. "Yo estaba sentado en el coche en el camino de vuelta de la rueda de prensa, actualizando,  actualizando, actualizando mi teléfono. Realmente nunca he hecho nada que la gente haya odiado, o realmente leído acerca de éllo. Es tan diferente a laa otras películas, y eso es una de las razones por las que quería hacerla. Tú lees el guión y estas como, '¿Es esto realmente lo que tengo que hacer? está ambientada en un coche, hay mucho charla sobre economía experimental, ¿y estás teniendo una comunicación amplia? Pero creo que es importante, me gustaría hacer muchas cosas para conseguir películas como esta en el cine de nuevo. Hay alguna cosa extraña que ha pasado, donde la única cosa que puede mostrarse es una película de superhéroes que ha costado hacerla 250 millones de dólares, es la cosa más ridícula."

Por supuesto, Pattinson ha tenido su propia parte en esta ridiculez. Al interpretar al abstemio chupasangre Edward Cullen en la saga de cinco capítulos de Crepúsculo (de la cual el tramo final sale este invierno) él ha dado al estudio Summit Entertainment dos billones y medio de dólares y a sí mismo en un objeto sexual para adolescentes internacional. Pasar de ese rol no será fácil, y éste no es el primer intento de Pattinson de salir. 

Hubo también, por nombrar sólo dos, este año Bel Ami, la adaptación de la novela de 1885 francésa que, como Pattinson dice, "lo pone en una especie de ir y venir", y Agua para elefantes (2011), otra adaptación de un libro relativamente decepcionante en el cual co-protagonizó junto a Reese Witherspoon como un veterinario de circo. Tampoco particularmente lo ayudó a entrar en la corriente principal de la actuación. Ahora está Cosmópolis, y un rol con el que Pattinson parece igualmente encantado y desconcertado.

 "Es como si realmente yo no hubiese hecho nada antes, y de verdad no lo entiendo", dice Pattinson, de 26 años, ahora masticando un palillo con los dientes, en parte para librarse de los restos de un cuarto de libra con queso y en parte porque está tratando de dejar de fumar. 

"Yo seguía preguntando a David: '¿Qué has visto? Yo pensé: 'Por favor, no dejes que esto sea una cosa de financiación ". Hace una pausa. "Pero necesitas volver a la alcancía en la credibilidad de otras personas, porque la gente es tan crítica. Una vez que has hecho una impresión, eso es todo. Yo planeé que me tomaría diez años para disiparme, por lo que entrar en Cannes el año en que [Crepúsculo] está terminando fue bastante ridículo."

Cannes, al parecer, fue un gran negocio para Pattinson. Mientras él y su novia Kristen Stewart, su co-estrella en las películas de Crepúsculo, convirtió a paparazzis y fans obsesionados durante la noche,
sientes que el todavía tiene que hacer las paces con su fama. Un rompecorazones renuente, que en la actualidad viste un gorro negro, una camisa gris sobre una camiseta blanca por fuera, vaqueros negros y zapatillas negras. No hay nada en él que diga superestrella, dar o tomar los rasgos cincelados y su guardaespaldas afuera. Tampoco hay mucho que proyecte la confianza que esperarías de alguien quien se ha conducido a sí mismo a la cima de una de las industrias más competitivas del mundo. 

"A todo el mundo le gustó [Cronenberg] A History of Violence y Eastern Promises, pero son mucho más accesibles que ésta", dice. "Eso me puso nervioso, porque pensé todo el mundo querría ver a Viggo Mortensen dispararle a la gente, y esté solo sentado ahí hablando de los mercados monetarios. Sin embargo, las primeras críticas fueron bastante buenas, y yo nunca realmente me he sentido así con una película. Es, definitivamente la mejor cosa revisada que he hecho. La mayoría de las veces, yo no las leo, sobre todo con las películas de Twilight, donde la gente está abrumada por qué sus opiniónes sobre la relevancia cultural de lo que es. Pero con esta, he leído mucho, y estaba aterrorizado."

Cosmópolis, sin ninguna intención real, se ha visto tocando en el Zeitgeist. Al igual que el rodaje de la película comenzó, también lo hizo vivir en movimiento. En la película, Packer es conducido a través de Nueva York, a través de protesta tras protesta por las carencias de una sociedad capitalista. En la ralidad, Pattinson encontró las imágenes que estaba filmando siendo reflejadas en los canales de noticias.

 Una vez más, sin embargo, sus recuerdos están teñidos con la ambivalencia. "Yo recuerdo lo que paso cuando vivía en LA", dice. "Conocía un grupo de actores quienes bajaron a la misma. Todos ellos conducían allí, porque nadie toma el tren, y aparcaban en una parada lejos, porque no querían ser vistos libres conduciendo sus Audis, y luego subían al tren. Yo estaba como, '¿Qué estás haciendo? probablemente estás arruinándolo para las otras personas! "Supongo que es una especie de burbuja, quieres decir cosas, pero están siendo hipócritas realmente nunca he estado en una posición para dar mi opinión sobre cosas de política antes, realmente no llego, pero de repente... tu tienes que tomar un montón enorme de responsabilidad ".

A este punto la carrera de Pattinson no le ha dado muchas oportunidades para desarrollar una gran relación con una audiencia de su misma edad, o mayor. Sin embargo, Pattinson también está interesado en un casting de Cronenberg. La película más reciente del director, A Dangerous Method, tuvo a Michael Fassbender azotando a Keira Knightley, mientras que Viggo Mortensen analizaba todos sus movimientos (Mortensen, por supuesto, siendo un favorito de los suyos). Pero, desde casi todas las entrevistas que han venido de Cronenberg, parece que no tiene una sola pena de arrancar a Pattinson de los sueños adolescentes frente asuntos como temas complejos. Y si bien, admite Pattinson, conseguir su cabeza en torno al guión fue una hazaña, tu sientes que el espera el compromiso a la justificando de Cronenberg, tomando riesgos podría cambiar su carrera.

"Cuando llegué a esta parte", dice, ajustando su gorra, "cada artículo que salía, era:" la lucha de R-Patz por la credibilidad '; No entiendo quién inventó esa cosa,' R-Patz', quiero estrangularlos. Pero una vez que has dado este paso, todo lo que posteriormente no es como, 'la lucha de R-Patz por la credibilidad continua! Tienes que venir con algo más, por lo que lo consigue un poco más fácil. Siempre fui una mierda en las audiciones. Desde Crepúsculo, he hecho dos. Una de ellas fue un trabajo que estoy haciendo ahora y fue muy difícil. Dos audiciones realmente largas por dónde todo el mundo iba pasando. Yo estaba tan feliz después, cuando lo conseguí. Y fue únicamente a causa de Cosmópolis era lo que yo estaba pensando, 'Puedes ir y hacer esto como actor, y no solo como el chico de Crepúsculo, porque tienes algo de valor extranjero ahora.'"


 Por cada crítica positiva, será la negativa la que permanecerá con Robert Pattinson. Pero si nuestra conversación está por desarrollar, parece que él esta sacudiendose la autocensura que viene con ser la cara de una marca de una película masiva. Si eso sucede, el también podría empezar a disfrutar de sí mismo.
Fuente / Portada gracias a @HiddenRed
Traducción LaSagaRobsten

Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores