Subir

miércoles, 18 de abril de 2012

Review de Bel Ami en "Times of Malta"



Esta adaptación de la novela de Guy de Maupassant de 1885 protagonizada por Robert Pattinson como Georges Duroy, un personaje completamente amoral que aspira a la riqueza y al poder y hará cualquier cosa para alcanzar sus objetivos.

Viniendo de un pasado esencialmente pobre, Duroy sirvió en el ejército en Argelia y ahora regresa a Paris.

El es una auténtica sanguijuela y utiliza a su viejo mentor del ejército - ahora editor del diario La Via Francesa, Charles Forestier (Philip Glenister) – para que le abra las puertas de la sociedad.

Click en mas información 
La Sra. Forestier (Uma Thurman) le toma sinpatía y le consigue un trabajo en el periódico.

Duroy termina en los acogedores brazos de su amiga Clotilde (Christina Ricci) y cuando siente la tensión en su amistad con Charles, el termina con la más ingenua Sra. Rousset (Kristin Scott Thomas), cuyo marido es uno de los principales editores del periódico (Colm Meaney).

Duroy es ascendido y también recibe el sobrenombre de Bel Ami (Amigo Hermoso). Los problemas, la duplicidad y la tragedia se producirán, rematado con una sentimiento de lujuria desenfrenada.

La novela fue muy polémica en su momento y se ha adaptado a la pantalla en varias ocasiones, incluyendo una versión en 1939 y en 1949.

La última versión, titulada los asuntos privados de Bel Ami, protagonizada por George Sanders.

Esta actualización moderna resulta ser todo un valiente paso para el Sr. Pattinson, ya que evita por completo el estilo de Crepúsculo y atrae a una audiencia que está buscando algo más serio.

Esta película muestra que tal vez, después de todo, existe la posibilidad de que el Sr. Pattinson no sufrirá la suerte de los otros vampiros de la pantalla tan famosos como Christopher Lee y Bela Lugosi.

Sin embargo, es el reparto femenino que predomina en la pantalla, con Cristina Ricci y Uma Thurman lo que es especialmente llamativo.

Ellas ofrecen dos tipos de pasión muy diferentes, que es muy tangible en la pantalla. La Sra. Ricci es juguetona y aporta la cuota correcta de descaro a un rol que requiere ser como un lince en actitud.

La Sra. Thurman, por otro lado, tiene un papel que necesita mostrar dolor y emoción.

La dirección de la película es muy teatral y agradable a la vista.

Gracias al reparto con clase, la película se le da su propia firma y también proporciona al Sr. Pattinson suficiente espacio y margen de maniobra para relevarlo de la presión de convertir la película en un espectaculo de un solo hombre.

En su esencia, la película tiene personajes voraces e implacable y es interesante ver cómo interactúan unos con otros.


Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores