Subir

domingo, 22 de abril de 2012

Kristen Stewart: “No necesito demasiado para sentirme más hermosa”


La estrella de “Crepúsculo” habla de su nueva cinta, “Blancanieves y la leyenda del cazador”.
imagebam.com

La actriz Kristen Stewart se ha hecho famosa gracias a la serie de películas Crepúsculo por la romántica historia del amor eterno con un vampiro.
Y ahora llegó la hora de aprovechar esa misma fama, sin vampiros ni hombres lobos, reviviendo la fantasía de una historia mucho más clásica “hicimos un cuento de fantasía que se siente en cada palabra” cuenta Kristen entusiasmada, en un adelanto de la nueva superproducción de Blancanieves. Mucho más animada que el dibujo animado de Disney y siendo la segunda película que estrenarán este año con la misma historia, solo falta el espejo mágico para saber si la próxima película de Kristen Stewart es realmente la más hermosa de todas.

-¿“Blancanieves” es una buena forma de dejar atrás los vampiros y hombres lobos?
A mí me encanta interpretar una estrella de acción que no es la típica estrella de acción. Mi versión de Blancanieves es mucho más dulce. En el principio de esta nueva historia, ella pasa 10 años en la cárcel y al salir ve que el mundo hermoso que conocía antes, está completamente infectado, sin la vida que solía tener. Ella también tiene ciertos poderes supernaturales con la tierra y su gente, transformándose en alguien que ella tampoco pretende ser. Necesita utilizar las armas que tiene adentro, pero le duele hacerlo.

-¿“Blancanieves” era uno de tus dibujos animados favoritos de Disney?
La verdad, yo no crecí viendo Blancanieves. Mi dibujo animado favorito era The Jungle Book. No era una gran admiradora de las películas de princesas. Y por eso me gustó tanto la idea, cuando me enteré que estaban por hacer esta versión de Blancanieves que para nada es parecida a la que todos conocen. Por supuesto, sé que es una historia importante para mucha gente. Y aunque yo no me sienta conectada, al mismo tiempo, conociendo el tema, entiendo por qué duró tanto tiempo.

Su vida se parece bastante a un cuento de hadas, teniendo en cuenta que un buscador de talentos la había descubierto a los ocho años, por pura casualidad, en una obra de teatro escolar de Navidad. Ni siquiera figuraba en los títulos, pero Kristen apareció por unos minutos en la película de Los Picapiedras en Las Vegas. Recién después, tuvo un rol mucho más importante, como la hija de Jodie Foster en El cuarto del pánico, donde incluso la nominaron con el Premio de Mejor Artista Juvenil. Con la siguiente película Cold Creek Manor recibió una segunda nominación, pero terminó ganando el premio, en 2007, cuando interpretó la adolescente cantante de la película Into The Wild que dirigió Sean Penn. El final feliz llegó a los 18 años, cuando se convirtió en una verdadera superestrella gracias a la romántica historia de vampiros adolescentes de Crepúsculo. Ganando el premio MTV como Mejor Actriz por su personaje de Bella, siguió imponiendo éxitos multimillonarios con las siguientes películas de vampiros Luna Nueva, Eclipse y Amanecer. Y hasta en la vida real consiguió la inmortalidad, cuando en noviembre de 2011 marcó sus huellas en el famoso Teatro Chino de Hollywood, junto a sus compañeros Robert Pattinson y Taylor Lautner.

-¿Cómo te llevas con el espejo a nivel personal?
Para una sesión de fotos que tuve hoy, estaba igual de vestida que ahora, con una simple camisa y pantalones. No necesito demasiado para hacerme sentir más hermosa. Supongo que responde tu pregunta. Así me siento más cómoda, pero también me gusta vestirme bien y me siento cómoda o con suficiente confianza si tengo uno de los mejores vestidos. Tampoco quiero que parezca que no me parece una buena idea que la gente se maquille, para sentirse mejor. Está bien. Es algo muy personal, pero siento un poco de lástima por las amigas que se preocupan demasiado por un espejo. De verdad, apenas se necesitan un buen par de ojos para darte cuenta que todo está bien aunque tengas un granito. No hay que preocuparse tanto.

-¿Hay cierta comparación entre el espejo de “Blancanieves” y Hollywood, con un medio donde todo el mundo se la pasa remarcando la belleza?
Es muy extraño. Vivimos en un mundo pequeño bastante gracioso. Mostramos un ejemplo muy claro en la película. La Reina Ravenna piensa que la belleza es la única carta que tiene, que puede usar su poder como un arma. Pero básicamente, es lo que ella piensa que es la hermosura. Al vivir frente a los ojos del público, siempre esperan verme bien. Pero es lo que es. Es un tema difícil.

-¿Te parece que la sociedad genera demasiada presión en la mujer imponiendo cierta competencia entre quién es la más bella, para ser o sentirse mejor que otros?
Es la naturaleza humana. Sí, definitivamente a veces las expectativas son demasiadas. Y hay gente increíblemente hermosa que puede verse horrible. Supongo que depende de la persona que te mira.

-¿Y en tu caso? ¿Tantas horas en una sala de maquillaje y peinado, te hacen sentir mejor o peor?
Ambas, en diferentes ocasiones. Depende del trabajo. Hasta en las sesiones de fotos interpreto ciertos personajes. A mí me encanta el lado artístico, aunque a veces parezca tan glamoroso o muestren una versión idealizada de lo que somos.

-¿El éxito ayuda a tener más confianza?
Sí, absolutamente. Con solo crecer, teniendo más experiencia, haciendo lo que hago, a veces pesa demasiado. Pero sí, creo que tengo más confianza hoy.

-¿Cómo logras mantener los pies sobre la tierra entre tanto éxito sin creer que seas mejor que los demás?
En realidad no hago nada diferente. Supongo que tengo que agradecer la forma en que me criaron. A veces me siento bastante tonta por haber dicho algo sin analizar demasiado en una entrevista. Cuando lo pienso demasiado, puede deprimirme un poco y tengo menos ganas de salir a dar otra entrevista por miedo a no decir lo correcto. Pero después me doy cuenta que solo me estoy hiriendo yo misma, que soy feliz tal cual como soy. Para ser honesta, es bueno caminar a los golpes. No espero que todo sea fácil. Y supongo que seguiré así.

-¿En qué medida ayudaron tus padres en tu forma de ser? ¿Eran muy estrictos?
Mis padres no eran demasiado estrictos. Me dejaron ser lo que yo quería ser. Supongo que me amaron lo suficiente como para darme cuenta y todo fue más fácil. Es fácil quererte cuando tu familia también te quiere. Todo lo que estamos hablando son ideas con las que me criaron. Mi madre tampoco me sentó y me dijo “Deberías ser tú misma, Kristen” o “No deberías soportar ninguna basura, Kristen”.

-¿Las entrevistas son una especie de terapia?
(Risas) Honestamente, no. Solo quiero decir lo correcto sobre mi trabajo. A veces es difícil analizar porque algo me gusta tanto. Y hablar en una entrevista es diferente, me siento en familia, hablo sobre cosas que no debería hablar con gente que no conozco. Pero tengo que hacerlo. Y a veces siento que no digo lo correcto, no sé.
-¿Después de haber trabajado tan cerca de Robert Pattinson y Taylor Lautner, los llamas para pedirles consejos sobre los nuevos trabajos?
Con Taylor y Rob hablamos de mis trabajos y lo suyos. Pero como solemos decir, lo mantenemos todo en familia. Con Blancanieves trabajé muy cerca de Chris Hemsworth. Estuvimos juntos la mayor parte del tiempo. Lamentablemente no ensayamos mucho, pero me gustó la oportunidad de encontrar algo nuevo en vez de sentir demasiada responsabilidad con el guion. Nos dieron muchísima libertad, mejoramos día a día.

Reemplazando los dibujos animados por la pura acción de Hollywood, en esta versión de Blancanieves la reina también la manda a matar. La gran diferencia es que esta vez Blancanieves está preparada después de haber sido entrenada por el mismo cazador que había sido enviado a matarla.
Y rodeando la fama de Kristen Stewart, con mucha más fama la acompañan en la película la ganadora del Óscar, Charlize Theron, en el personaje de la Reina, y el mismo Chris Hemsworth, de Thor, con otro estilo de príncipe azul.

-¿En la vida real tuviste que aprender a luchar con espadas, tal cual como Blancanieves en la película?
Es gracioso, porque me había concentrado tanto que fui a un par de sesiones de entrenamiento y aprendí un poco de las coreografías. Pero cuando el director se enteró, empezó a decir “No, no, no, no” porque mi personaje es muy intuitiva en sus reacciones y jamás hubiera aprendido a luchar, solo lo hace cuando lo necesita, en el último segundo. Por eso fue gracioso, porque no me dejaron hacer demasiado.

-¿Qué escenas de acción te permitieron hacer?
El salto enorme en el agua, escapándome del castillo, me dio pánico. Quería hacer una escena de acción, pero cuando llegó el momento, empezaron los miedos “Los caballos van a estar en peligro. ¿No se van a caer en la playa?”. Estaba demasiado influenciada por el efecto Blancanieves. Fue algo especial, pero no tan especial como lo imaginé. Básicamente, me la pasé corriendo.

-¿Y es cierto que te lastimaste durante el rodaje?
Sí, me lastimé el pie y después también me lastimé el dedo pulgar. Y esas dos heridas duraron toda la película. Apenas empezó a mejorarse mi pulgar, me empezó a doler el pie, justo cuando estábamos por empezar todas las secuencias de acción. Tuve miedo de no poder sostener bien la espada, pero todo salió bien. Tenía tanto dolor que sirvió para interpretar al personaje.

-¿Cuál es la gran diferencia en la historia de amor de esta versión, comparada con otras películas de Blancanieves?
En esta película ella es muy joven, pero no es tan inocente. Y me pareció increíblemente romántico tener a alguien al lado sin saber bien quien es ella misma. No es para nada vanidosa, no tiene las típicas preocupaciones de una chica de su edad. Tampoco se da cuenta del efecto que tiene en la gente, ni siquiera sabe de dónde viene, porque no lo reconoce. Me pareció una buena sorpresa para la gente, porque en este caso jugamos con el destino. Todos creen que conocen la historia, pero en este caso nada resulta tan fácil como en la versión del cuento de hadas.

-¿Te gustaría enamorarte de tu propio príncipe azul?
No sé...

-¿Ni siquiera lo soñaste alguna vez?
Por suerte a mí nunca me dijeron que necesitaba tener algo más de lo que ya tengo, nunca me insinuaron que necesitaba a alguien para completar mi vida. Pero por supuesto, hay gente que busca algo así. No me parece nada malo, pero no creo que sea necesario forzar las expectativas personales. Cada uno tiene que encontrar su propio camino en la vida. Todo es bueno, no importa lo que hagas.

Fuente LaPrensa
via: elleonylaoveja/noticias-crepusculo


 CULLEN'S FAN CLUB MEXICO
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores